Archivo mensual: mayo 2011

Ana Rodríguez de la Robla y Fernando Abascal

Ana Rodríguez de la Robla y Fernando Abascal

Miércoles 25 de mayo de 2011

19:00 horas

Aula Magna de la Facultad de Filología

elcriticondeana.blogspot.com Blog de Ana Rodríguez de la Robla

 

ANA RODRÍGUEZ DE LA ROBLA (Santander, 1971). Historiadora y filóloga. Poeta. Ha impartido docencia, conferencias y lecturas en varias universidades e instituciones españolas y extranjeras. Realiza crítica literaria y musical en diversos medios de comunicación. Dirige la Revista de Cultura QVORVM y el Aula de Letras de la Universidad de Cantabria.

Como poeta, ha publicado La propia habitación (2010), La última palabra (2009), Acción de gracias (2006), Naturaleza muerta (2000), La sombra sostenida (1997) y Reloj de agua (1995).

TEMPVS FVGIT

Recibo ovillada el nuevo año. Mi cuerpo anudado encarna un homenaje a la edad que me acomete, que no es otra cosa que un instante circular, como el círculo que el reloj de arena traza en su cambio de sentido, como el grano mismo que gira en ese cambio, en el gesto aleatorio de la mano que acaricia como a un perro el tempus fugit. Mi cuerpo es un espejo y mi espejo es una fuga, un cuadro dentro del cuadro, un fractal, una estrella que nace y se agota en su luz propia, una lágrima temblando en el balcón del lacrimal. Mi edad es un punto en una infinita sucesión de puntos. Una esfinge atrapada por su enigma. Una palabra que regresa como el eco, del vacío.

© Ana Rodríguez de la Robla

FERNANDO ABASCAL (Santander). Catedrático de Instituto y profesor-tutor de la UNED. También imparte clases de Literatura en la Universidad de Cantabria y en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Es autor de los libros de poemas: Ramaizal (1977), De palabra (1981), La memoria del cuerpo (1985), Manual para cruzar el mar (1987), Tratado de pasión (1999) y Los poemas ásperos (2010).

LOS SERES ELEGIDOS

Llenaremos un termo de leche y en una bolsa azul, como granos

de indócil alegría, guardaremos lo que alguna vez amamos.

En esa luz asomada, tal vez quepa lo vivido, sin nostalgia ni exceso,

lo vivido.

Cuando nos cansemos, apoyaremos la espalda en las piedras

soleadas de los establos y, a su regreso, los animales

nos devolverán una antigua claridad,

la afirmación de sus ojos en los nuestros.

Escribimos como vivimos, en cabañas.

Y seguiremos las pisadas de alucinados ángeles, en ello habrá algo

intemporal, una llave perdida y sin dueño.

Al anochecer, apilaremos leña y sentados uno al lado del otro,

entre hierbas y húmedos helechos, contaremos orugas y guijarros

mientras centellea junto al fuego la peladura de una manzana.

Ahí, en el centro de la noche, seremos como dos migas

en un prado oscuro, una perdurable nada,

y solo atenderemos las palabras de los seres elegidos.

© Fernando Abascal


Rei Berroa

Rei Berroa

Jueves 19 de mayo de 2011

19:00 horas

Aula Magna de la Facultad de Filología

REI BERROA (República Dominicana). Autor de más de 30 libros de versos, antologías poéticas y crítica literaria. Destacamos: Otridades (Zamora, 2010); De adinamia de mente de umnesia (Villahermosa, 2010); Libro de los dones y los bienes (Caracas, 2010), Libro de los fragmentos y otros poemas (Caracas, 2007) y Book of Fragments (Calcuta, India, 1993), traducción de su Libro de los fragmentos (Buenos Aires, 1988). En 2011, recibirá el Premio Internacional Trieste de Poesía por el conjunto de su obra poética. En crítica, señalamos sus libros sobre Miguel Hernández (México, 1988) y la literatura dominicana, en dos volúmenes (Santo Domingo, 2008/2009).

TRES VARIACIONES SOBRE EL TEMA DE LA PAZ Y LA PALOMA

I

Es tanta la paz de una paloma

que dicen los expertos en la paz

que sólo bastaría una paloma

para traer sobre la tierra toda la paz

que buscan los humanos sin saberlo.

II

Son tantas las palomas de la paz

que dicen los expertos en palomas

que sólo una paz sería necesaria

para atraer a todas las palomas

que buscan al humano sin remedio.

III

Si la paz se vistiera de paloma

dicen los expertos en humanos

con una sola paz nos bastaría

para darle sus alas a la tierra

haciendo del humano una paloma.

No es mucho pedirle

a la paz o a la paloma.

© Rei Berroa


Erika Martínez

Erika Martínez

Miércoles 11 de mayo de 2011

19:00 horas

Aula Magna de la Facultad de Filología

www.erikamartinez.es

ERIKA MARTÍNEZ (1979) es doctora en Filología Hispánica y licenciada en Teoría de la Literatura. Su primer libro de poemas, Color carne (Pre-Textos, 2009), obtuvo el Premio de Poesía Radio Nacional de España. Ha publicado el libro de aforismos Lenguaraz (Pre-Textos, 2011). Ha preparado las siguientes ediciones: Quiroga íntimo (Páginas de Espuma, 2010); La voz en bandolera (Visor, 2007), antología de la poeta argentina Diana Bellessi y Me incitó el espejo (DVD Ediciones, 2010), antología del poeta chileno David Rosenmann-Taub, junto con Álvaro Salvador. Es columnista semanal del diario Granada Hoy. Actualmente investiga en La Sorbona.

LA CASA ENCIMA
Tantos siglos removiendo esta tierra
que ha pisado el ganado
y alimentado al ganado y a los hombres
que regaron esta tierra
con el cauce negro de su sangre
–la sangre cambia de color fuera del cuerpo–.
Tantos siglos alineando ladrillos,
aquí hubo un establo
sobre el que se construyó una iglesia
sobre la que se construyó una fábrica
sobre la que se construyó un cementerio
sobre el que se construyó un edificio
de protección oficial.
Tantas mujeres fregando sus baldosas,
pariendo en sus baldosas,
escondiendo la mierda debajo de las baldosas
que pisaron sus hijos ebrios
y sus santos maridos
que trabajaron y fornicaron
por el bien de un país en el que no creían.
Tantos siglos para que yo,
miembro de una generación prescindible,
pierda la fe en la emancipación,
mire el techo de mi dormitorio
y se me venga la casa
encima.

©Erika Martínez

(Inédito)


Eduardo Chirinos

Eduardo Chirinos

Jueves 5 de mayo de 2011

19:00 horas

Aula Magna de la Facultad de Filología

EDUARDO CHIRINOS (Lima, 1960). En poesía sus títulos más recientes son:  Abecedario del Agua (2000), Breve historia de la música (2001), Escrito en Missoula (2003), No tengo ruiseñores en el dedo (2006), Humo de incendios lejanos (2009) y Mientras el lobo está (2010). Sus trabajos críticos se encuentran en El techo de la ballena (1991), La morada del silencio (1998), Nueve miradas sin dueño (2004) y Rosa polipétala (2009). Ha publicado traducciones de Mark Strand, Louise Glück y José Garcia Villa. Actualmente reside en Missoula, donde se desempeña como profesor de literatura española e hispanoamericana en la Universidad de Montana.

A LA MAÑANA SIGUIENTE

Desde que nos casamos hasta ahora
he reducido a dos las cucharadas de azúcar
que le echo al café. ¿Antes cuántas eran?
Tonta pregunta. Como cualquiera
que invoque aquellos años que vuelven
sin piedad para cobrar lo suyo. La diabetes
es cosa de familia, sí, pero hay que cuidarse.
Con el colesterol igual, y el pobre corazón
que de tan grande falló a quienes más quería.
Los poemas que escribí para ti los repiten
jóvenes que llegaron a la edad de nuestros
hijos. Los colores, que antaño daban forma
a los crepúsculos, sirven ahora para identificar
pastillas, las marcas imborrables que nos deja
el tiempo. Por suerte las mañanas insisten
en el gozo de mostrarte: te bañas, te secas el
pelo, eliges la ropa que usarás durante el día
y te miro con el rabillo del ojo (que cede
cada vez más a la presbicia). Y el tiempo pasa
sin hacernos más sabios. Pronto cumpliremos
la edad de nuestros padres. Pronto nos
convertiremos en nuestros propios hijos.

©Eduardo Chirinos (de Mientras el lobo está, Madrid: Visor, 2010)